GÜIRI GÜIRI

 Una voz
 Rolando Costa

Una voz que ilumina emerge de lo hondo una vez más a recordarte lo que nunca has olvidado.
Ese desconocido, tú, tú mismo, emerge y se hunde muchas veces. No se queda.
Al lado de ti mismo te olvidas de ti mismo y no te acuerdas de ti para nada, al lado de ti mismo cuando apareces; solo sabes que eres tú, tú mismo, que no has olvidado lo que eras.
Ese desconocido, tú, tú mismo, será lo que eres.

Balbuceos.

Una voz costa