PERSEGUIDO
Rolando Costa

Pareciera que soy el perseguido o el espantadizo por cualquier zumbido insectil. ¿Perseguido por la noche y sus depredaciones? ¿Encendido por los terrores de bichos rastreros? No, más bien soy el alucinado. Mi cuello se agita, se curva, y todo mi cuerpo es un arco flechero, y mi canto, -sí, mi canto, mi clarinada alegre, chispa provocadora de incendios, quebradora de los vidrios nocturnos, todo el canto un bello canto-, resulta aterrador a todo aquel que mira la proyectada y oscura concavidad del corazón humano. Escucha la melodía, el canto que envuelve la tierra toda. Haz eso, y no atiendas los gorgoteos de tu pecho.

Balbuceos

perseguido costa

college term paper

GÜIRI GÜIRI

PERSEGUIDO
Rolando Costa

Pareciera que soy el perseguido o el espantadizo por cualquier zumbido insectil. ¿Perseguido por la noche y sus depredaciones? ¿Encendido por los terrores de bichos rastreros? No, más bien soy el alucinado. Mi cuello se agita, se curva, y todo mi cuerpo es un arco flechero, y mi canto, -sí, mi canto, mi clarinada alegre, chispa provocadora de incendios, quebradora de los vidrios nocturnos, todo el canto un bello canto-, resulta aterrador a todo aquel que mira la proyectada y oscura concavidad del corazón humano. Escucha la melodía, el canto que envuelve la tierra toda. Haz eso, y no atiendas los gorgoteos de tu pecho.

Balbuceos

perseguido costa