GÜIRI GÜIRI

A FAVOR DEL GRITO
Rolando CostaA favor del grito COSTA

despojada, cundida de brincos y escaramuzas, plantada noche, vuelta malvada y circense impostura.
Como en la carpa de un circo de horrores la oscuridad se arruga con simuladas ventanas y puertas; fina, hospitalaria, distinguida oscuridad en que, para ocultarse, el ojo negro se hunde.
Volverá la oscuridad toda luminosa, amiga de la luz y de las voces que anidan en el silencio.
La noche volverá a ser oscuridad amiga.
En este pueblo, al atardecer, y hasta muy entrada la noche, todos se reúnen para hablar de esto mismo.

Balbuceos